jueves, 27 de noviembre de 2008

La Constitución más antigua (Revolución Americana)


La Constitución de los Estados Unidos es la ley suprema de los EEUU. Fue adoptada en su forma original el 17 de septiembre de 1787 por la Convención Constitucional de Filadelfia, Pensilvania y luego ratificada por el pueblo. La Constitución tiene un lugar central en el derecho y la cultura política estadounidense, es considerada la constitución nacional más antigua que se encuentra en vigencia.

Muchas de las ideas de la Constitución eran nuevas, y un gran número de ellas se derivaron de la experiencia de los trece estados, y de la experiencia del Reino Unido con su forma de gobierno mixta. La influencia de Europa Continental vino de Montesquieu, quien enfatizaba en tener fuerzas equilabradas que se opusieran mutuamente para prevenir la tiranía.

Una copia original del documento se puede encontrar la Administración de Archivos Nacionales en Washington D.C.

El preámbulo de la Constitución es el siguiente:

"NOSOTROS, el Pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una Unión más perfecta, establecer Justicia, afirmar la tranquilidad interior, proveer la Defensa común, promover el bienestar general y asegurar para nosotros mismos y para nuestros descendientes los beneficios de la Libertad, estatuimos y sancionamos esta CONSTITUCIÓN para los Estados Unidos de América."

3 comentarios:

Black-R dijo...

OHHHHH!!! Así que así es la Constitución de los Estados Unidos de América. La verdad que nunca la había visto...creo xD.

Buena entrada Jose...aunque me gustaba más la de los Borbones en relación a esto...una pena que no te valiera.

historia dijo...

muy buena entarda jose
eres un master siempre te pasas en tus entardas
sigue asi,
cuidate
dew

Mr. Jato dijo...

No se me ocurre mejor manera de celebrar nuestro 6 de diciembre que reflexionando sobre otros modelos constitucionales como desde luego el estadounidense, que a pesar de su antigüedad son modernos y clarificadores desde el liberalismo y el conservadurismo. Viva la democracia, vivan los Estados Unidos