sábado, 4 de octubre de 2008

Lepanto (s.XVI)

En respuesta al avance musulmán en el Mediterráneo, en el norte de África y en el Cáucaso, los Estados aliados cristianos atacaron a la armada turca en el golfo de Lepanto, en Grecia, en 1571.

La armada aliada estaba formada por 70 galeras españolas (incluidas las de Nápoles, Sicilia, y Génova), 9 de Malta, 12 de los Estados Pontificos y 140 venecianas, formando la llamada Liga Santa. Los combatientes españoles sumaban 20.000, los del Papa 2.000 y los venecianos 8.000. La flota estaba confiada a Juan de Austria (España) y dirigida por jefes experimentados como Gian Andrea Doria (Estados Ponticios) y los catalanes Juan de Cardona y Luis de Requesens. Las naves venecianas estaban al mando de Sebastián Veniero.

El único hombre que vio clara la situación desde el primer momento fue el papa Pío V. Incluso Felipe II tardó mucho en convencerse de la necesidad de asestar un golpe definitivo a los turcos. La unión de escuadras cristianas que el Papa había convocado en respuesta a la toma de Chipre (1570) había resultado un fracaso del que los jefes se culpaban mutuamente. Fuerzas turcas se apoderaron de Dulcino, Budua y Antivari, e incluso llegaron a amenazar la plaza de Zara. La escuadra española estuvo ya preparada con la llegada de Andrea Doria, Don Álvaro de Bazán y Juan de Cardona. Más tarde, el obispo Odescalco llegó a Mesina, dio la bendición apostólica en nombre del Papa y concedió indulgencias de cruzada y jubileo extraordinario a toda la armada. Don Juan ordenó la salida de la flota y fondeó en Corfú, mientras una flotilla exploraba la zona.


Don Juan de Austria constituyó una batalla central de 60 galeras en las que iban Colonna y Veniero con sus naves capitanas, flanqueada por otras menores al mando de Andrea Doria, Álvaro de Bazán y el veneciano Agustín Barbarigo. A Cardona se le dio una flotilla exploradora en vanguardia. A bordo iban cuatro tercios españoles. La desconfianza hacia los venecianos era tal que don Juan repartió 4.000 de los mejores soldados españoles en las galeras de la Señoría e hizo que éstas navegasen entreveradas con las de España. En el Consejo se aprobó el plan de Bazán de presentar combate al día siguiente, frente al golfo de Lepanto.


Al día siguiente avistaron a la flota turca. Alí estaba al mando de 260 galeras. Cerca del mediodía la galera de Alí Bajá disparó el primer cañonazo. Durante dos horas se peleó con ardor por ambas partes, y en un tercera embestida los españoles lograron izar el pabellón cristiano en la galera turca, y al final la flota central turca fue aniquilada. Sólo 50 de las 300 naves turcas pudieron escapar.

En la galera Marquesa combatió Miguel de Cervantes con gran valor. Tenía entonces veinticuatro años y continuó combatiendo después de ser herido en el pecho y en el brazo izquierdo, que le quedaría inútil.


(Batalla de Lepanto)


Después de la victoria se celebró un Consejo y prevaleció el parecer de dar por terminada la campaña de aquel año. Pío V y el Dux de Venecia reconocieron que la victoria se debió principalmente a España y a Don Juan de Austria. Aunque Lepanto aparentemente fue una victoria total para los miembros de la Liga Santa, el carácter definitivo de la victoria cristiana ha sido discutido por muchos historiadores.

Batalla de Lepanto por Paolo Veronese

La victoria de Lepanto abría la puerta a las mayores esperanzas. Sin embargo, de momento, no trajo consigo ninguna clase de consecuencias. La flota aliada no persiguió al enemigo en derrrota, por sus propias pérdidas y el mal tiempo, a quien el imperio turco, desconcertado, debió tal vez su salvación. La batalla pone fin a un verdadero complejo de inferioridad por parte de la Cristiandad y una primacía no menos verdadera por parte de los turcos. La victoria cristiana cerró el paso a un porvenir que se anunciaba muy próximo y muy sombrío.



4 comentarios:

Rubén dijo...

Me ha encantado la entrada...aunque me la has quitado...pensaba hacerla yo juu.
Y ya he cambiado lo de Romanticismo por Renacimiento o.O.

J.Lasso dijo...

Jajajaja, bueno, pues la verdad es que yo iba a hacerla de la Armada Invencible, pero luego cambié de idea, xD.

Gabriela dijo...

jajajja! muy bueno!! se nota q t lo s currado!

andres dijo...

Esta genial, uno de mis temas preferidos