viernes, 13 de febrero de 2009

El hundimiento del Maine (S.XIX)

Con la excusa de asegurar los intereses de los residentes estadounidenses en Cuba, el gobierno estadounidense envió a La Habana el acorazado Maine.

El 15 de febrero de 1898, una explosión ilumina el puerto de La Habana. El Maine había saltado por los aires. De los 355 tripulantes, murieron 254 hombres y 2 oficiales.

Sin esperar el resultado de una investigación, la prensa sensacionalista americana publicaba al día siguiente:

«El barco de guerra Maine partido por la mitad por un artefacto infernal
secreto del enemigo
».
Tradicionalmente fue una opinión muy extendida entre los historiadores españoles el creer que la explosión fue provocada por los propios estadounidenses para utilizarla como disculpa para su entrada en la guerra. Algunos estudios actuales apuntan a una explosión accidental de la santabárbara.

Documentos desclasificados por el gobierno de EE.UU avalan la posibilidad de que la explosión fue causada en realidad por el propio gobierno de EE.UU. con el objeto de tener un pretexto para declarar la guerra a España.

EE.UU. acusó a España del hundimiento y declaró un ultimátum en el que se le exigía la retirada de Cuba. El gobierno español rechazó cualquier vinculación con el hundimiento del Maine y se negó a plegarse al ultimátum estadounidense, declarándole la guerra en caso de invasión de sus territorios. Comenzaba así la Guerra hispano-estadounidense.



Enlaces patrocinados: academias oposiciones Albergue Salamanca audifono Fincas bodas Madrid hoteles Cadiz hoteles con encanto en segovia iphone libre Plásticos Técnicos tratamiento hiperhidrosis